miércoles, 17 de setiembre de 2008

El sueño

Josefina está creciendo rapidísimo. No solo lo notamos en porque la ropa le empieza a quedar chica, sino mas que nada por las actitudes que tiene. Ya dejó de ser, y no recuerdo cuando, aquel bebito que comía y dormía (aunque nunca durmió mucho de día). Ahora es una personita que interactúa con todas las bobadas que uno le hace… y para “suerte” de ella, le tocó un padre que le hace muchas bobadas (ya hablaré de ese tema).

Pero el tema del crecimiento viene por el lado de es tan rápido que cuando creemos que ya sabemos como hacerla dormir, a la noche siguiente hace un escándalo por intentar nosotros lo mismo.

Al principio se dormía en brazos, sarandeándola un rato. Después eso dejó de gustarle y era infalible el ponerla en el cochecito y hamacarla un rato. Eso dejó de ser divertido y pasamos a que se durmiera sola en la cuna, también con hamacada y sarandeo. Esa forma también dejó de surtir el efecto esperado (por Vivi y por mi) y pasamos nuevamente a la dormida en brazos. Como ya es sabido, el tema del himno viene bastante bien, pero hay veces que nada la conforma.

Recientemente pasaron dos episodios rarísimos. Estaba Vivi haciéndola dormir en brazos y ella lloraba como una descocida… con ese llanto que te taladra l acabeza. Lloraba y lloraba, ya le habíamos dado la mamadera, estaba bañada, cambiada y muerta de sueño. Llegó un momento en el que Vivi se cansó y la cambió de brazo… y automáticamente, como por arte de magia, Josefina se durmió.

El otro episodio fué aún mas extraño. Dado que toooodo lo anterior no había resultado, Vivi ya cansada decidió acostarla en la cama llorando tal cual “aconseja” uno de los ‘n’ libros que venimos leyendo. Y nuevamente, ni bien Vivi la apoyó en el colchón, como por arte de magia, Josefina se durmió.

Cada noche Josefina se duerme de una forma distinta, y con Vivi nos quedamos charlando un rato tratando de encontrarle la vuelta al tema para tratar de repetir la acción a la noche siguiente.

Anoche después de cambiarla se quedó conmigo en la cama grande y se durmió un rato “cachete con cachete”.

Con todo este antecedente… a tí padre primerizo que no sabes como hacer dormir a tu hijo/a todas las noches, te doy el siguiente consejo.

Improvisa… y suerte! (paciencia que dormir se duermen)

2 comentarios:

Guille dijo...

tiernisimo... algun día lo aplicare... bso!

Anónimo dijo...

A mi me cambio la vida el libro "duermete niño", aplicandolo tal cual lo dice ahi con las tablas de tiempos y todo!! desde los 4 meses lo aplique y tiene 2 años se va sola al cuarto se mete en la cama con su osito con la luz apagada y ahi se queda sin rechistar, ni idea cdo se duerme pero lo hace, porque no nos enteramos de ella hasta el otro dia!!!!!!!!!!!!!!!!